Fear Free carbono neutral

Renacer de Pepa: La Intervención que Salvó a una Bull Terrier de un Pasado Doloroso

Renacer de Pepa: La Intervención que Salvó a una Bull Terrier de un Pasado Doloroso

2024-05-03

Pepa, una bull terrier de pelaje blanco y manchas negras, fue llevada a la clínica veterinaria Pancho Cavero en una urgente guardia nocturna. La perra, visiblemente agitada, presentaba jadeos excesivos y una conducta ansiosa que preocupó de inmediato a nuestro equipo médico. Aunque estos síntomas habían sido previamente tratados con calmantes en otra clínica, la persistencia de su malestar sugería que requería una atención más especializada y exhaustiva.

En su examen inicial, el equipo médico observó que Pepa no solo jadaba excesivamente, sino que también mostraba signos de ansiedad severa y un estado general de malestar. Esta combinación de síntomas era un claro indicativo de que algo más serio afectaba su salud. Conscientes de esta situación, decidimos realizar un conjunto de pruebas diagnósticas avanzadas, incluyendo ecografías abdominales y análisis completos de sangre, para descubrir la raíz del problema.


Los resultados de estas pruebas revelaron un diagnóstico preocupante: Pepa tenía una inflamación significativa en el útero y numerosos quistes que cubrían casi por completo este órgano. Estos hallazgos no solo eran indicativos de una infección severa, sino que también sugerían un pasado de explotación reproductiva intensiva, muy probablemente en un entorno de cría para la venta de cachorros. La nueva dueña de Pepa, quien la había rescatado de las calles, compartió que la perra no tenía historial médico conocido, lo cual complicaba aún más el cuadro clínico.

Dado el estado de Pepa, se hizo evidente que la única opción viable para garantizar su salud a largo plazo era una intervención quirúrgica inmediata. El objetivo de la cirugía sería remover el útero inflamado y todos los quistes asociados, un procedimiento conocido como histerectomía. Nuestro equipo de cirujanos veterinarios, altamente capacitados en técnicas quirúrgicas avanzadas, se preparó meticulosamente para la operación, asegurándose de emplear métodos que minimizaran el riesgo para Pepa y facilitaran su recuperación.

La cirugía fue un éxito, y la fase de recuperación de Pepa fue rigurosamente monitoreada por nuestros especialistas. Se implementó un plan de manejo del dolor postoperatorio y seguimiento continuo, que incluía medicamentos antiinflamatorios y antibióticos para prevenir infecciones. Gracias a la dedicación y el cuidado experto de nuestro equipo, Pepa logró recuperarse completamente, mostrando una mejora significativa en su comportamiento y calidad de vida.

Hoy en día, Pepa disfruta de una vida plena y activa, liberada de los dolores y complicaciones que marcaron su pasado. Su caso es un testimonio de la importancia vital de diagnósticos precisos y tratamientos especializados en la medicina veterinaria. Además, destaca el valor de una historia clínica completa, que es fundamental para entender y tratar efectivamente los problemas de salud de nuestros pacientes. En nuestra clínica, estamos comprometidos a proporcionar el más alto nivel de cuidado a todos nuestros pacientes, asegurando que cada caso, como el de Pepa, sea tratado con la profundidad y la seriedad que merece.

Un Giro Inesperado: La Supervivencia y Recuperación de Ozzy tras un conflicto en casa

Un Giro Inesperado: La Supervivencia y Recuperación de Ozzy tras un conflicto en casa

2024-04-01

La noche en la que Ozzy fue traído de emergencia a la clínica veterinaria Pancho Cavero marca un evento desafortunado en la historia de su cuidado y convivencia con otros canes. El incidente se desencadenó debido a una administración errónea de calmantes para perros, un error que resultó en un comportamiento agresivo impredecible entre los animales que normalmente convivían en armonía. Este trágico suceso subraya la importancia de una dosificación precisa y el conocimiento profundo de los medicamentos administrados a las mascotas, así como las potenciales consecuencias de los errores en este aspecto.



Ozzy llegó a la clínica con múltiples síntomas alarmantes que indicaban un estado de salud crítico. Además de sufrir dolor en sus extremidades, lo cual ya de por sí requería una intervención inmediata, presentaba una preocupante falta de respuesta en sus ojos. Este detalle sugería una afectación grave más allá de las lesiones físicas evidentes, como la hinchazón pronunciada en su globo ocular izquierdo y una herida profunda sobre el mismo, que dejaba a la vista el hueso subyacente, testimonio del grave trauma sufrido. El diagnóstico de hifema en el ojo derecho añadía otra capa de complejidad a su tratamiento, dada la acumulación de sangre dentro del ojo que este término médico describe.

Durante su estancia en la clínica, el equipo de Pancho Cavero trabajó incansablemente para estabilizar y mejorar la condición de Ozzy. A pesar de los esfuerzos y la leve mejoría inicial, los análisis de sangre realizados revelaron un aumento en ciertas enzimas hepáticas, lo que apuntaba a complicaciones internas adicionales. Este hallazgo resaltó la necesidad de un enfoque de tratamiento más complejo y personalizado, evidenciando cómo incidentes aparentemente externos pueden tener repercusiones internas que requieren una atención especializada.

La decisión de operar a Ozzy se tomó después de considerar cuidadosamente su estado general y asegurar su estabilidad. La cirugía fue un paso crítico hacia su recuperación, involucrando la extracción de su globo ocular izquierdo afectado para prevenir infecciones o complicaciones adicionales. Además, se llevó a cabo una limpieza exhaustiva y la sutura de la herida, seguida por un tratamiento con láser para promover una cicatrización efectiva. Este enfoque multifacético demuestra la capacidad de la clínica Pancho Cavero para implementar técnicas avanzadas y tratamientos innovadores en el cuidado veterinario.

La recuperación de Ozzy bajo el cuidado y la dedicación del equipo médico de Pancho Cavero ilustra el impacto significativo que un tratamiento veterinario especializado puede tener en casos complejos y desafiantes. A pesar de las circunstancias adversas de su ingreso, provocadas por un error en la administración de medicamentos y el subsecuente comportamiento agresivo entre los perros, la atención experta y personalizada que Ozzy ha recibido lo coloca en un camino hacia una recuperación completa. Este caso no solo resalta los riesgos vinculados a la medicación en animales y la importancia de la precisión en su administración, sino también la resiliencia de los pacientes animales frente a traumas graves, siempre que reciban el cuidado adecuado. La historia de Ozzy enfatiza la misión crítica de los profesionales veterinarios en asegurar la salud y el bienestar de las mascotas, incluso en las circunstancias más desafiantes.






¡Qué calor! Seguro te has preguntado “¿por dónde sudan los perros?”

¡Qué calor! Seguro te has preguntado “¿por dónde sudan los perros?”

2024-02-17

Todos los mamíferos tienen un sistema termorregulador que ayuda a mantener la temperatura corporal de manera constante. Los humanos tenemos las glándulas sudoríparas repartidas por nuestro cuerpo, y ellas son las encargadas de regular nuestra temperatura corporal, al disipar el calor a través de la evaporación del sudor.

Los perros, tienen un mecanismo distinto. Los perros tienen un número reducido de glándulas sudoríparas y por eso, su capacidad para disminuir la temperatura por este método es muy baja. Estas glándulas, solo se encuentran en las almohadillas de sus patas y en la trufa de la nariz, pero no tienen el objetivo principal de disipar el calor sino el de potenciar el olfato en el caso de la nariz y en las patas, el de mantener las almohadillas hidratadas y elásticas, para mejorar la sujeción al suelo y no resbalarse.

Los perros disponen de otros mecanismos para regular su temperatura y eliminar el exceso de calor que te explico a continuación.

El pelaje como aislante térmico

Por las características del pelaje de los perros, es muy importante tener en cuenta que éste no solo sirve para abrigarlo en el invierno, sino también para mantenerlo fresco en el verano, ya que el pelo de los perros le sirve como aislante térmico y como protección frente agentes físicos como la radiación UV del sol durante el verano. El manto según la raza puede estar conformado por diferentes capas de pelo y su capacidad de regular adecuadamente la temperatura, está directamente relacionada con su tipo de pelaje; su longitud y espesor. Aquellos animales con pelaje largo utilizan su pelo para atrapar el aire en sus diferentes capas, funcionando como aislante térmico y contribuyendo al control de la temperatura. Por este motivo, no se recomienda rapar a estas mascotas en verano, pero si se recomienda “deslanarlo” para retirar el pelo muerto y hacer la capa más ligera y hacer más fácil la circulación de aire.

Mecanismos circulatorios: Vasodilatación y Conducción
Ante el incremento de la temperatura, se produce el aumento del tamaño de los vasos sanguíneos y el aumento del flujo de sangre hacia la piel. Esto le permite al perro eliminar el calor del cuerpo, hacia el ambiente. Este proceso se produce, sobre todo en las orejas, cara y lengua. Además, el perro transfiere el calor de su cuerpo a aquellas partes con poco pelo como son el abdomen, las axilas y las ingles para conducir este calor hacia el exterior, a través del contacto con una superficie más fresca. De esta manera, el perro conduce la temperatura caliente del cuerpo hacia afuera, al echarse sobre una superficie fría.

Jadeo

Al igual que con el sudor, la regulación de la temperatura del perro está basado en la evaporación de líquidos corporales y esto lo hace a través del jadeo. Por un lado a través del jadeo, se evaporan los líquidos de las vías respiratorias y por el otro, se evapora la saliva de la cavidad oral.

En otras palabras, el jadeo del perro permite que el aire fresco que ingresa por la nariz y la boca ayuden a eliminar, a través de la exhalación, el aire caliente y húmedo de las vías respiratorias y, además disipa el calor corporal al evaporar la saliva que se ve incrementada en cantidad ante el aumento del tamaño de la lengua, producto de la vasodilatación.

En el caso de los perros braquicefálicos (los llamados “ñatos”) es más difícil introducir el aire fresco hacia las vías respiratorias para exhalar el aire caliente, razón por la cual son razas más propensas a sufrir golpes de calor.

También debes tener cuidado el tipo de bozal que le colocas a tu perro, ya que los bozales que cierran completamente la boca evitan que éste jadee. Los bozales de canastilla son más recomendables que los de tela. Ten cuidado también con los ambientes calurosos y húmedos como el interior de los vehículos, ya que reducen la efectividad del jadeo.

En vista de lo explicado, para lograr que el perro disipe eficientemente el calor es vital mantenerlo hidratado y ofrecerle agua fresca de manera constante, sobre todo en verano, con sombra cercana, ambiente fresco y evitando el ejercicio y paseos en hora punta del calor. Evita dejarlo dentro del auto y trata de no de llevarlo a la playa en momentos de calor intenso, ya que además, sus almohadillas pueden quemarse con el sol, tal como sucedería con tus pies al caminar descalzo por la arena.

El Golpe de calor es un aumento súbito e incontrolable de la temperatura en el cuerpo de la mascota. Habitualmente, un perro tiene una temperatura de 37,5 a 39 grados, pero en un golpe de calor, esta puede alcanzar desde 41 hasta 43 grados. A una temperatura tan elevada como 43º C, además del sufrimiento en el animal, se deterioran los órganos y se producen fallas multiorgánicas. Desde taquicardias, alteraciones en la sangre con la manifestación de microcoágulos y hemorragias, hasta edemas del sistema nervioso central con presencia de convulsiones y muerte.

Si notas alguno de estos síntomas en tu perro, puede estar sufriendo un golpe de calor y deberías acudir a un veterinario lo antes posible:

• Jadeo excesivo y respiración con dificultad
• Lengua prominente y hacia afuera
• Espuma en la boca o excesiva salivación
• Incoordinación al caminar o estar reacio al movimiento
• Mucosas de las encías congestionadas (rojas) que se pueden volver azuladas
• Hemorragias o convulsiones

En estos casos, mientras llegas al veterinario, trata de colocar a tu mascota bajo la sombra, darle agua, refrescar de a pocos su pelaje con agua fresca, principalmente en la zona del abdomen, axilas e ingles. Trata de no mojar su cabeza, ya que puede incomodarlo y estresarlo aún más.


Autora:
MV. MBA. Dplm. Fiorella Cochella, Etología en animales de Compañía
CMVP 4283

Socialización del cachorro: Mientras más temprano, ¡mejor! MV. MBA. Dplm. Fiorella Cochella V

Socialización del cachorro: Mientras más temprano, ¡mejor!  MV. MBA. Dplm. Fiorella Cochella V

2023-04-03

La socialización del cachorro es el 1er paso para lograr un perro adulto equilibrado y mentalmente saludable.

Es el proceso por el cual, el cachorro se familiariza con su entorno y aprende lo que es “normal” del mundo que lo rodea; descubriendo y aprendiendo si algo es seguro y lo puede explorar o si, por el contrario, puede causarle daño y debe temerle. El aprendizaje durante este momento, conocido como “periodo de sensibilización del cachorro”, son los cimientos que formarán su personalidad, ya que las experiencias que sucedan durante este proceso (sean buenas o malas), se afianzarán y formarán su carácter. En vista de esto, se deben evitar todas las experiencias negativas posibles durante este proceso, ya que puede generar fobias o temores que desencadenarán trastornos del comportamiento futuros.

Por otro lado, es en este periodo el momento perfecto para que aprenda las normas de convivencia, el hacer sus necesidades en el lugar correcto, el aprender los límites de la mordida con su familia humana, aprender que no es necesario proteger la comida, que se identifique dentro de familia como el integrante de menor rango, que conozca las reglas, etc.
El periodo de sensibilización del cachorro es muy corto y va desde las 3 semanas de vida, hasta los 3 meses de edad. Durante este periodo, se debe exponer al cachorro a la mayor cantidad de estímulos “normales” posibles, pero de una manera gradual y controlada. Estímulos como el ruido de la calle, el ruido de los electrodomésticos, la presencia de personas ajenas al círculo familiar, de animales como él o de otra especie.

Es en este momento crucial, donde el cachorro debe identificarse como un individuo de su propia especie animal, sea perro o gato dependiendo del caso y de relacionarse con todo tipo de personas, de diferentes sexos, apariencias y edades, así como ver y oír artefactos como aspiradoras, licuadoras, motos o skates o vivir situaciones nuevas como viajar en auto o visitar al veterinario. Al conocer todo esto, el cachorro lo verá como algo normal y no se sentirá amenazado, ni le provocará temor o ansiedad en el futuro. Habituarlo a ruidos domésticos normales es muy importante para que se familiarice con su entorno.

La falta de socialización del cachorro o de no exponerlo a estos estímulos, puede traducirse en un perro adulto agresivo o temeroso con el entorno, que no sea sociable con personas fuera del círculo familiar, muy territorial, con ansiedad por separación, conducta higiénica inadecuada, o agresividad por miedo, entre otros trastornos del comportamiento. Es particularmente importante realizar una correcta socialización del cachorro de manera gradual y acompañado con caricias y premios, para darle seguridad y demostrarle que los estímulos nuevos no representan ninguna amenaza. Esta seguridad le dará bienestar a la mascota y calidad de vida a toda la familia, ya que existe una alta incidencia de abandono de mascotas, por causas de “mal comportamiento”.

El mal comportamiento de una mascota no solo puede ser causado por una inadecuada socialización, sino también por experiencias negativas durante su etapa sensible de aprendizaje o incluso por stress de la madre durante su etapa prenatal o por un destete muy temprano. El separar al cachorro de la madre muy tempranamente puede traer consecuencias en su personalidad. Por ello, se recomienda que la adopción del cachorro sea entre las 8 y 10 semanas de edad y no antes. Esto, para asegurar que el cachorro haya tenido el contacto suficiente con su madre y hermanos, ya que esto favorece el desarrollo emocional del cachorro, se autoidentifica de la especie que es (perro o gato, según sea el caso) y lo ayuda a aprender a limitar la fuerza de la mordida y del juego y a aprender las posturas y sonidos necesarias para una adecuada comunicación dentro de su misma especie.
Te recomiendo que el plan de socialización vaya de la mano con un adecuado programa de vacunación, ya que, al exponer al cachorro a estímulos, podemos exponerlo también a enfermedades.
A continuación, te doy las pautas para hacer una adecuada socialización de tu cachorro.

PERIODO NEONATAL (DE 0- 2DA SEMANA):

El criador debe manipular suavemente al cachorro y por periodos cortos, para acelerar la maduración del sistema nervioso y mejorar su resistencia al estrés, capacidad de aprendizaje y su estabilidad emocional. En este momento dependen de la madre, solo duerme y se alimenta.

PERIODO TRANSICIONAL (2DA A 3ERA SEMANA):

Es un periodo de exploración y de interacción con su mamá y hermanos, dentro de una misma manada. Siente la seguridad del nido y le refuerza la confianza.

PERIODO DE SOCIALIZACIÓN EN LA CAMADA (DE 3ERA A 6TA SEMANA):

A través del juego, aprende a la habituación y a relacionarse con sus congéneres. Se identifican como una misma especie, limita la mordida y empieza a relacionarse socialmente, lo que favorece también su desarrollo motor.

PERIODO DE SOCIALIZACIÓN CON SU NUEVA FAMILIA (DE 6TA A 12 AVA SEMANA):

La familia debe enseñarle las reglas de convivencia, a hacer sus necesidades en un sitio y a familiarizarse con estímulos dentro de casa, con personas dentro y fuera de casa, visita al veterinario o paseos en auto, uso de collar, etc. En el periodo de Socialización desde la 6ta hasta las 12 semanas de vida, debes tratar de exponer a tu cachorro a la mayor cantidad de estímulos posibles.

Después del 2do refuerzo de las vacunas de Parvovirus y Distemper (1 semana después de esto), debes exponer a tu cachorro a estímulos fuera de casa de una manera controlada y limitada. Esto a fin de que el periodo de aprendizaje abarque la mayor variabilidad de entornos, tipos de personas (en apariencia, edad, vestimenta, etc.), así como texturas y ruidos. Puedes sacarlo al jardín exterior de tu casa (aún no al parque) o a casas conocidas que tengan animales sociables (para asegurar que no tenga malas experiencias) y sanos (para que no se vaya a contagiar de ninguna enfermedad ni parásitos). Aún no es momento de sacarlo a la calle, no sino hasta que termine su plan de vacunación.

Una vez culminado su plan de vacunación (1 semana después), trata de llevarlo continuamente al parque, que se relaciones con otros animales y personas. Que se acostumbre al bullicio de la calle, a los gritos de los niños. Es el momento para poder bañarlo, que aprenda de sensaciones, texturas nuevas fuera de la casa. Amplia sus experiencias, aprovecha este momento.

Referencia: Manual de Etología Canina Pablo Hernández Garzón

La importancia de los exámenes de riesgo quirúrgico en nuestras mascotas

La importancia de los exámenes de riesgo quirúrgico en nuestras mascotas

2023-04-03

Cuando acudimos al control de nuestras mascotas a un centro veterinario por alguna afección y que necesita una intervención quirúrgica, el Médico veterinario recomendará exámenes de riesgo prequirúrgico.

Estos exámenes incluyen analítica sanguínea (hemograma completo, bioquimica renal y hepática) , Ecografía, Rx y consulta cardiológica completa. Estos análisis brindarán información importante al médico veterinario sobre la probabilidad del paciente para afrontar favorablemente una intervención quirúrgica e incluso en su post operatorio.

Los riesgos asociados con la anestesia, cirugía y recuperación post-operatoria pueden ser clasificados como dependientes del paciente, del procedimiento quirúrgico o de la anestesia.

Uno de los riesgos más trascendentes es el inherente al paciente. Las pruebas de laboratorio, junto al examen clínico, efectuados algunos días antes de la cirugía, brindarán elementos importantes de la condición del animal para afrontar con éxito la intervención quirúrgica
Diversos trastornos pueden potenciar o reducir los efectos anestésicos, perturbar la coagulación, generar trombosis, retardar la cicatrización, afectar el flujo sanguíneo, minimizar la oxigenación, descompensar el metabolismo, deprimir las defensas y alterar las funciones cardíaca y respiratoria. Frecuentemente, trastornos subclínicos renales, hepáticos o coagulativos complican seriamente recuperacion quirurgica.

Una acertada evaluación pre-quirúrgica orientará hacia la adopción de precauciones de distinta índole e incluso nos sugerirá sobre la necesidad de postergar la cirugía, hasta después de haber solucionado el problema detectado. Un cuidadoso examen pre-quirúrgico evitará que el paciente llegue al quirófano en condiciones riesgosas, tales como el padecimiento diabetes, anemias, cardiopatías, neumopatías y nefropatías, capaces de incrementar la morbimortalidad operatoria y postoperatoria.

En conclusión, es sumamente IMPORTANTE la valoración prequirurgica para reducir la morbimortalidad del paciente.


MV. DIANA I. FIGUEROA FERNÁNDEZ
CMVP 13079

La enfermedad pariodontal felina, desde el punto de vista de un gato

La enfermedad pariodontal felina, desde el punto de vista de un gato

2022-07-19

Eres un animal pequeño, pero tú no lo sabes. En tu mente eres un ser imponente, te sientas orgulloso y temerario observando tu alrededor. Eres un depredador. Un depredador no puede permitirse mostrar ninguna debilidad; sin embargo, ya son meses o quizás años que sientes una molestia progresiva en toda la boca. Nadie debe saberlo, por lo que haces todo lo posible por ocultarlo, te alimentas como puedes. A veces no puedes evitarlo, arde tanto que empiezas a salivar, brincas, agitas la cabeza, intentas clavar las garras en tus propias fauces de la desesperación… Tus elegidos no lo perciben ¡Pero cómo duele!

Se estima que al menos 80% de la población mundial felina ha sufrido, sufre o sufrirá alguna vez en su vida de enfermedad periodontal. Entendemos por esta enfermedad (que en adelante será denominada periodontitis) a la inflamación progresiva de todas las estructuras que brindan soporte alrededor de los dientes. Es un problema muy frecuente, y lastimosamente muy subdiagnosticado. ¿El motivo? Muy relacionado en parte a la naturaleza del felino doméstico que difícilmente manifiesta su incomodidad (a menos que sobrepase por mucho su umbral del dolor), sumado al desconocimiento de algunos tutores en identificar los signos pasivos de dolor en esta especie.

La fisiopatología de la periodontitis no está esclarecida del todo, pero se suele aludir que es producida por una reacción inmunomediada del propio individuo hacia la presencia de la placa bacteriana bucal. Esta placa es producida por bacterias que inicialmente afectan encías y conforme transcurre el tiempo alcanzan las estructuras más profundas que protegen los cimientos del diente, pudiendo incluso pasar a nivel sanguíneo e invadir órganos vitales como corazón, hígado o riñones.

Los síntomas pueden ser tan imperceptibles como un leve enrojecimiento de encías, halitosis (mal aliento) o chasquidos a la hora de comer; hasta los más evidentes y llamativos como sialorrea (salivación excesiva), sangrado de encías, arañazos en el aire o anorexia. Para un adecuado diagnóstico suele ser necesario anestesiar al paciente para la evaluación completa de la cavidad oral que siempre deberá ir acompañada de una radiografía enfocada en esta zona. Esto último se considera indispensable debido a que de forma externa no es visible la integridad completa del diente; es decir, no habría otra manera de confirmar o descartar si existen raíces afectadas.

El tratamiento de elección dependerá mucho del grado que presente la enfermedad, si es leve podría indicarse la profilaxis dental y cuidados preventivos posteriores, pero como ya es sabido, la mayoría de veces es detectada cuando existe un daño importante en el periodonto, y en esos casos, la indicación es la exodoncia de todas las piezas dentales afectadas.

Sabiendo todo esto, es vital considerar motivo de consulta apenas sea detectable cualquier molestia, a fin de evitar que la enfermedad se vuelva progresiva. Observa detenidamente a tu gatito cuando come. ¿Reconoces algún síntoma? Te invitamos (¡pero ya!) a pasar por una consulta médica. ¿Podría ser, pero no estás seguro(a)? Igualmente, en consulta también te ayudamos a despejar dudas. ¿Ninguna molestia? La medicina preventiva siempre es bienvenida. ¡Aquí te esperamos! Sinceramente, ellos y todos los que amamos la medicina felina te lo agradeceremos.


MV. Amelia Hurtado Henriquez
CMVP 11646

Otitis externa, un problema más común de lo que piensas

Otitis externa, un problema más común de lo que piensas

2022-06-24

La otitis externa es uno de los motivos más comunes de consulta en la clínica de pequeños animales. Según algunos estudios, representa el 20% de los casos clínicos en perros y el 6,6% de los casos en gatos.

La otitis eterna es la inflamación del del oído (pabellón auricular externo), de etiología multifactorial y de evolución aguda y crónica, que causan molestias al paciente, y si bien en muchos de los casos no representa una afección grave para la mascota, son procesos dolorosos y pruriginosos donde el paciente se rasca, sacude la cabeza y tiene secreciones de mal olor, etc., que además resultan costosos para el propietario y si no se manejan correctamente, pueden resultar muy frustrantes para el médico veterinario.

Hay que recalcar que, si bien es de etiología multifactorial, en un gran porcentaje la otitis es una manifestación más de un problema dermatológico. Un canal externo que está inflamado con exceso de cerumen o seborreico, puede predisponer fácilmente a una infección por bacterias y/o levaduras. Los perros con dermatitis atópica canina representan un porcentaje altísimo en estos casos, en conjunto con los que presentan alergias alimentarias, en los cuales las otitis externas uni o bilaterales pueden ser la única manifestación de la enfermedad.

Si bien entre perros gatos, e incluso entre razas de la misma especie, existen diferencias macro y microscópicas del oído, es necesario conocer la anatomía base del conducto auditivo externo e interno para llegar a un diagnóstico correcto del tipo de otitis e instaurar el tratamiento mas adecuado según el caso.

El oído externo se compone del pabellón y canal auditivo externo, ambos compuestos por cartílago elástico recubierto por piel, y tiene como función recoger las ondas sonoras y dirigirlas a la membrana timpánica para que vibre. En los gatos los pabellones son rectos y en los perros tienen diversas formas según la raza. Se presume que los canales menos verticales reducen la ventilación y aumentan la humedad, incrementando la susceptibilidad a otitis externa.

La membrana timpánica es una membrana fina semiopaca y cóncava que divide el oído externo del oído medio, y se puede visualizar sin problema mediante el examen otoscópico en oídos normales. En las otitis externas recurrentes puede ocurrir la ruptura de esta membrana con lo cual suele verse afectado el oído medio e interno.

El oído medio se compone de una cavidad timpánica, la membrana timpánica y una cadena de huesecillos (martillo, yunque y estribo), cuya función es transmitir vibraciones desde la membrana timpánica hasta el oído interno.

Y por último el oído interno, cuya estructura es bastante compleja, está compuesto por el aparato coclear, laberinto óseo, utrículo y sáculo. Tiene como función recibir y procesar las señales acústicas para ser interpretadas por el cerebro y es el responsable de mantener el equilibrio.

El conducto auditivo externo presenta una estructura dermoepidérmica con folículos pilosos y glándulas sebáceas y ceruminosas. En oídos normales, el cerumen (que es una mezcla de las secreciones de glándulas sebáceas y ceruminosas, entre otros elementos), es eliminado por un proceso dinámico de la epidermis del conducto y la membrana timpánica y en el caso de otitis externa, donde comúnmente hay inflamación e infección, este proceso se ve afectado, con lo cual el cerumen se acumula en el conducto, que además lleva bacterias, levaduras, según el caso. Cuanto el proceso se cronifica, se pueden observar engrosamiento y obstrucción del canal auditivo, ruptura de membrana timpánica y puede llegar a producirse osificaciones del conducto.
Las otitis externas pueden desarrollarse por causas primarias, como por ejemplo ectoparásitos (otodectes cynotis), neoplasias, cuerpos extraños, traumatismos, sustancias irritantes, limpiezas inadecuadas del pabellón auricular, etc. Tienen un tratamiento específico directo y curativo en algunos casos. Y están las otitis secundarias, la cual representa la mayoría de los casos, en los cuales la otitis se considera un síntoma consecuencia de otra enfermedad de base, como por ejemplo dermatitis atópicas, alergias e hipersensibilidades, algunas enfermedades endocrinas, enfermedades autoinmunes, etc. Aunado a esto, existen factores predisponentes y perpetuantes, entre los cuales se encuentran:

    Factores predisponentes:
    • Razas con estrechez del conducto auditivo externo (Chow chow, Shar Pei).
    • Exceso de pelo en el canal auditivo (hipertricosis) en razas como bichón, poodle, schnauzer, Shih Tzu.
    • Razas con orejas penduladas, como Cocker spaniel y Basset Hound.
    • Pólipos en el canal auditivo, más frecuente en gatos.
    Factores Perpetuantes:
    • Las infecciones bacterianas y por malassezias secundarias y las resistencias bacterianas.
    • Las otitis medias con inflamación de la bula timpánica pueden ocasionar las recidivas de otitis externas.
    • Engrosamiento crónico que impide la correcta eliminación de las secreciones.
Debido a todas las causas y factores implicados en el desarrollo de una otitis externa, cuando un paciente se presenta por primera vez a consulta por este motivo, se debe realizar una anamnesis y exploración física y dermatológica detallada, que incluya examen otoscópico y microscópico del oído externo (citología ótica) y de ser necesario, exámenes complementarios como cultivos y antibiogramas, radiografías, videotoscopías, que nos ayudarán a llegar el diagnóstico del tipo de otitis, complicaciones y enfermedades predisponentes.


Cuando la otitis externa es severa y recurrente, puede desarrollarse otitis media e interna en los que se puede llegar a observar signos clínicos como ladeos de la cabeza, deficiencia auditiva, dolor severo, letargia, movimientos repetitivos e involuntarios de los ojos (nistagmo), caminata en círculo, ataxia y pérdida del equilibrio. En estos casos, el pronóstico es reservado y en algunos casos necesitan corrección quirúrgica.

En lo que respecta al tratamiento para la otitis externa, se debe incluir una terapia tópica y una terapia sistémica según la severidad del caso y el tipo de otitis.

En el caso de la terapia tópica, existen dos tipos de producto que deben usarse principalmente: los limpiadores y los terapéuticos. La limpieza de oído externo es importante realizarlo en modo de lavado, sin introducir algodones o hisopos dentro del canal que pueden ocasionar o empeorar la inflamación y retrasar aún más la recuperación del paciente. La elección del tipo de limpiador dependerá también del tipo de secreción que se observe.

Los productos terapéuticos son los que contienen antibióticos, antinflamatorios, antimicóticos, entre otros ingredientes, que deben aplicarse luego de realizar el lavado de oído, realizando suaves masajes del pabellón auricular para distribuir a lo largo de todo el conducto.

En caso de que se sospeche de ruptura de membrana timpánica con otitis media y/o interna, se debe ser muy cuidadoso en la elección de la terapia tópica, ya que muchos productos comerciales tienen efectos ototóxicos y pueden causar pérdida permanente de la audición.

Con respecto a la terapia sistémica, se debe instaurar en casos de otitis severas que no responden a tratamientos tópicos, en casos de que se sospeche de otitis media e interna, o cuando sea imposible implementar tratamientos tópicos por obstrucciones del canal auditivo o dolor severo.

Debe ir enfocada en controlar la infección predominante y el dolor e inflamación, mediante el uso de antibióticos, antimicóticos y antinflamatorios de uso oral o inyectable.

Es importante recordar que, si bien debe implementarse un tratamiento según el tipo de otitis, si es el caso debe realizarse tratamiento y medidas de control para las enfermedades que predisponen al desarrollo de este cuadro, como las dermatitis atópicas, alérgicas y enfermedades endocrinas por citar algunas, debido a que mientras no tengan un control adecuado, la probabilidad de que reincida otitis externa es alta.

M.V. Ana Cristina Rosales
CMVP 12410

Leucemia felina

Leucemia felina

2022-06-24

En la actualidad la leucemia felina tiene un alto porcentaje de morbilidad y mortalidad en la población felina, los signos clínicos son variados, por este motivo en la mayoría de casos los propietarios no se percatan de la enfermedad hasta que ya es muy tarde y de pronóstico reservado a malo.

La leucemia felina es causada por un retrovirus del género Gammaretrovirus; existen cuatro subtipos de ViLEF, los cuales se asocian a ciertas patologías:

    • ViLEF A: asociada a enfermedad proliferativa y no proliferativa.
    • ViLEF B: asociado a linfoma, la mayoría de los casos ocurre junto al subtipo A.
    • ViLEF C: asociada a anemia aplásica, puede aparecer junto a otros subtipos.
    • ViLEF T: asociado a inmunosupresión grave.
¿Cómo es el contagio (transmisión del virus)?
El principal elemento infectante es la saliva y es seguido en menor medida por secreciones respiratorias, leche, heces, y placenta; debido a esto existen dos formas de contagio:

    • Contagio horizontal: Por contacto directo prolongado de saliva, secreciones respiratorias, heces y orina entre un gato portador y un gato sano.
    • Contagio vertical: de madre a las crías por placenta, leche y lamidos.
    Para que un gato sano se contagie de ViLEF va a depender de factores como: su capacidad de respuesta inmune, edad, la carga viral a la que estuvo expuesto y la duración y frecuencia de la exposición.

    Ciclo de la enfermedad:
    Después de la exposición, el retrovirus puede ingresar por medio de la mucosa oral, conjuntival y respiratoria, llegando al tejido linfático regional en donde ocurre la replicación. Después el virus toma rutas diferentes provocando:

    • Fase aguda: generalmente no presenta signos clínicos y puede duras entre dias a meses. El 40 a 60% de pacientes en esta fase el sistema inmune responde y se convierte en una enfermedad autolimitante, el resto de pacientes sufre inmunodeficiencia, infecciones secundarias y fallecen.
    • Infección latente: son considerados portadores asintomáticos. Puede durar entre meses y años y en el 25% de los casos el virus pude llegar a la medula osea, en estos casos ante un episodio de estrés o infección se pueden desarrollar los signos clínicos y la muerte.
    • Viremia Persistente: En esta fase ocurre una inmunosupresión y neoplasias, la neoplasia más común es el linfoma.
Diagnóstico:
La prueba más usada en las veterinarias es el SNAP Combo felino, esta prueba detecta el antígeno de este virus y tiene una sensibilidad y especificidad del 98.6% y 98.2% respectivamente.

Tratamiento:
En la actualidad no existe un tratamiento específico para esta enfermedad y generalmente se trata los signos y las alteraciones. En la mayoría de casos se necesita realizar una transfusión sanguínea debido a la anemia presente en el paciente y si el paciente presente neoplasias se realiza quimioterapias o radioterapia.

Prevención:
En la actualidad existen vacunas contra este virus. Antes de vacunar a un paciente se debe descartar la presencia de esta enfermedad.
El plan de vacunación comienza a las 8 semanas de edad, consiste en un total de dos dosis cada 21 dias con revacunación anual.

¿Qué hago si mi gatito dio positivo a leucemia?

Si la leucemia es diagnosticada desde gatito y no presenta signos clínicos se debe seguir el plan de vacunación con la vacuna triple felina y rabia; solo podrá vivir con gatitos positivos a leucemia y no debería exponerse a gatos callejeros ya que estos pacientes son más susceptibles a contraer infecciones secundarias, panleucopenia, herpesvirus, calicivirus, Mycoplasma spp., piodermas, abscesos, conjuntivitis, neumonía, Toxoplasma gondii, Dermatofitosis, etc.

Bach. MVZ. Andrea Jáuregui Lucero

Ojo seco, molestia ocular recurrente

Ojo seco, molestia ocular recurrente

2022-03-15

Muchas veces llegan pacientes a consulta que presentan constantemente legañas o mucosidad en ambos ojos, y que son tratados por sus propietarios con algodón húmedo o lavados caseros con agua de infusión de manzanilla. Pero realmente no se llega a fondo de la posible causa que origina este síntoma y que es común en la práctica veterinaria diaria.

En la consulta médica el veterinario debe realizar una completa anamnesis sobre sus síntomas, conversando con sus propietarios sobre la frecuencia en la presentación de las molestias, si padece de alguna enfermedad actual o preexistente, algunos medicamentos que se administra, la edad, raza, entre otras.

Debemos de conocer antes que la enfermedad del Síndrome del ojo seco o queratoconjuntivis seca, se produce por la falta o disminución en la producción de lágrimas o por una alteración en la composición de la película lagrimal. Generando muchas veces la afección en ambos ojos que suele ser progresivo.

Los síntomas más habituales que podemos observar con frecuencia son las legañas persistentes o la mayor producción de moco, conjuntiva enrojecida, vasos sanguíneos corneales congestivos, pigmentación de la superficie corneal y en casos más graves complicarse con ulceras profundas o ceguera.

Tener en cuenta que las causas comunes pueden empezar con procesos inflamatorios de tipo autoinmune, predisposición racial, genéticas o secundarias a otras enfermedades como alergias alimentarias, atopia, endocrinas, virales, etc.

El diagnóstico y tratamiento consiste en evaluar la superficie ocular, realizar el test de medición lagrimal y conocer sus antecedentes; una vez realizado los exámenes complementarios y definida la causa primaria se debe aportar lágrimas artificiales, colirios o ungüentos tópicos, todo esto para minimizar la sequedad ocular. Lamentablemente suele ser una enfermedad progresiva, tediosa de tratar y con cura no definitiva por la que el plan terapéutico debe ser muchas veces de por vida.

Es importante que ante la sospecha de los síntomas o si la mascota ya presentara estas molestias debe ser evaluado inmediatamente para que se determine si la evolución de la enfermedad es por un evento secundario o primario, y de ser el caso sea tratado de manera paralela a enfermedad que padece en ese momento. En todo caso si su origen es netamente oftalmológico, reciba un tratamiento temprano y a largo plazo de manera preventiva.

MSc. Mv. Enrique J. Ferreyra Poicón CMVP: 7029

La Ehrlichiosis canina

La Ehrlichiosis canina

2022-03-15

La Ehrlichiosis canina es una enfermedad transmitida por garrapatas y provocada por un microorganismo llamada Ricketssia.
La forma de trasmisión se da cuando la garrapata Rhipicephalus Sanguineus se alimenta de un perro con Ehrlichiosis, ingiere glóbulos blancos infectados, luego de esto la garrapata una vez ingerida la sangre puede transmitir la infección hasta 5 meses después.

La sintomatología de la ehrlichiosis canina es muy variada.

Síntomas más frecuentes:
- Fiebre
- Anorexia
- Palidez de las mucosas
- Apatía
- Pérdida de peso
- Linfoadenopatía
- Epistaxis (sangrado por nariz)
- Cuadros Hemorrágicos (petequias, equimosis, hematuria, melena).
- Uveítis
Algunos síntomas poco frecuentes:
- Exudado nasal y tos, debido a una neumonía.
- Cojeras intermitentes, provocadas por poliartritis debido al depósito de inmunocomplejos a nivel articular.
- Meningitis debidas a inflamaciones o hemorragias en el sistema nervioso.
- Insuficiencia renal debida a una glomerulonefritis inmunomediada.


Hay tres etapas de la Ehrlichiosis.
La fase aguda, que se da varias semanas después de la infección, puede durar hasta un mes, y ocasiona fiebre y trastornos de la sangre, esta se presenta con más frecuencia en la primavera y el verano.
La fase subclínica, no tiene signos externos y pueden durar hasta cinco años.
Si el sistema inmunológico del perro infectado es incapaz de eliminar el microorganismo Ehrlichia, la más grave de la infección, la fase crónica, se iniciará, presentando posibles trastornos neurológicos, oftálmicos, enfermedad renal, anemia y cojeras. Esta fase podría ser fatal.

Diagnostico:
El diagnóstico definitivo se basa en la observación directa del agente causal en el citoplasma de monocitos o linfocitos en un frotis sanguíneo. Esto es factible en la fase aguda de la enfermedad, pero pasada esta fase en muchos perros afectados con la enfermedad no encontramos estos cuerpos de inclusión así que debemos utilizar la detección de anticuerpos específicos y se usa una prueba de Elisa como el 4Dx.

Tratamiento
El tratamiento de la Ehrlichiosis para la fase aguda, implica el uso de antibióticos como la doxiciclina durante un período de al menos 4 a 8 semanas. En caso la mascota presenta deshidratación y anemia se administra fluidoterapia de apoyo y/o transfusiones sanguíneas.

El uso de corticoides, como prednisolona, es necesario durante la etapa temprana de la enfermedad, en dosis inmunosupresoras, por 2 a 7 días.
El tratamiento de la forma crónica severa de la enfermedad es prolongado y el pronóstico de esos perros pancitopénicos (reducción del número de plaquetas, glóbulos rojos y blancos de la sangre) es grave, es posible que en estos casos se pueda utilizar filgastrim o eritropoyetina, el cual estimula la producción de eritrocitos.

Pronóstico
El pronóstico es bueno para los perros con ehrlichiosis aguda si el animal está debidamente tratado. Para los perros que han llegado a la etapa crónica de la enfermedad, el pronóstico es reservado.

Cuando se produce supresión de la médula ósea y hay niveles bajos de células sanguíneas, el animal no responde al tratamiento y podría morir por las infecciones bacterianas secundarias o hemorragias incontrolables.
La enfermedad puede regresar, especialmente durante los períodos de estrés.

La enfermedad no deja protección por lo que un paciente curado de ehrlichiosis puede volver a infectarse, sobre todo cuando viven en ambientes donde la garrapata se desarrolla.

Prevención
Hay muchos métodos para el control de las garrapatas, las principales son el uso de pastillas y collares antipulgas.
También se debe evitar áreas infestadas de garrapatas y en caso haya infestaciones dentro de casa se recomienda fumigación con amitraz y/o cipermetrina.

MV. Steven Aguilar
CMVP 9325

Primera consulta en tu cachorro recién adoptado

Primera consulta en tu cachorro recién adoptado

2022-03-15

¿Es importante la primera consulta de mi cachorro?
Si, es muy importante la primera consulta en tu cachorro, debido a que se evaluará su estado de salud mediante un examen físico.


¿En qué consiste la primera consulta?
El Médico Veterinario realizará una anamnesis, que consiste en una breve información sobre estado actual de tu mascota. Luego, el examen físico, que consiste en: evaluación de las mucosas orales, observar si hay deshidratación, auscultación cardiaca y pulmonar, dolor abdominal y temperatura, entre otros.

¿Por qué debo llevar a mi cachorro recién adoptado a la clínica veterinaria?
Además de revisar el estado de salud de tu cachorro, el Médico Veterinario te elaborará un protocolo de vacunación y desparasitación, así mismo te dará las recomendaciones sobre el tipo de alimentación que requerirá y los cuidados que debes tener con el recién llegado.

Observación:
Si el estado de salud de tu cachorro no es el ideal para iniciar el protocolo de vacunación y desparasitación, el Médico Veterinario te recomendará realizar exámenes complementarios.

Recomendaciones:
Si tu cachorro presenta signos clínicos cómo, por ejemplo: inapetencia, vómitos y diarreas, no debes medicarlo, llévalo rápidamente a una veterinaria.
No saques a tu cachorro al parque/calle si no ha culminado el protocolo de vacunación. Mientras tanto, socialízalo con otros perros conocidos, que sabes están sanos.

M.V. Dipl. Rolando Edilberto Campos Layos
CMVP: 12022

Importancia de la ecografía en perros y gatos

Importancia de la ecografía en perros y gatos

2022-02-11

¿Qué es la ecografía?
Es un estudio complementario que se basa en el diagnóstico por imagen para determinar patologías tanto en animales como en personas.

¿Para qué sirve?

La ecografía nos ayuda a visualizar los órganos torácicos, abdominales, vasos sanguíneos, globo ocular y hasta tendones y músculos en búsqueda de alteraciones estructurales ya sea congénitas o adquiridas.

¿Cómo se realiza una ecografía en perros y gatos?
Se realiza de la misma manera que en las personas: paciente recostado boca arriba, se le coloca un gel en el lugar de exploración, el procedimiento demora de 30 a 40 minutos. La diferencia en los animales es que estos no se quedarán quietos durante el procedimiento, es por esto que se requiere el apoyo del tutor para el manejo. Otra diferencia es que en la ecografía veterinaria es vital el rasurado del área a examinar, de lo contrario no se tendrá una buena visualización del estudio.

¿Cuántos tipos de ecografía hay en Medicina Veterinaria?
La ecografía tiene múltiples aplicaciones. A continuación, se detalla cada uno de ellos:
1. Ecografía abdominal: estudio de los órganos abdominales
2. Ecografía torácica: estudio de los órganos torácicos
3. Ecografía gestacional: evaluación de la gestación a partir de los 28 días
4. Ecografía ocular: estudio del globo ocular
5. Ecografía Doppler: estudio de los vasos sanguíneos
6. Ecocardiografía: estudio del corazón
7. Ecografía de cuello: estudio de órganos y glándulas del cuello
8. Ecografía musculoesquelética: estudio de músculos y tendones

¿Por qué es importante realizar una ecografía a mi mascota?
Debido a su amplio estudio y detalle, la ecografía es de suma importancia para el diagnóstico de múltiples patologías. Los hallazgos, asociados a la clínica del paciente, permiten llegar a diagnósticos definitivos de manera no invasiva.

Si crees que tu mascota está preñada, el diagnóstico se realiza mediante ecografía gestacional a los 28 días; por otro lado, si se sospecha de algún problema en tracto reproductor como ovario poliquístico, piometra, entre otros, el examen complementario de elección es la ecografía abdominal.
Si tu mascota es macho, mediante la ecografía abdominal podemos identificar problemas en próstata, testículos, vejiga y uretra; pudiendo identificar prostatitis, cistitis y cálculos.

Además, la ecografía nos permite determinar patologías en hígado, bazo, riñones, pulmones, entre otros órganos y aplicarlos tanto en especies domésticas como silvestres.

MV. Dipl. Silvana Garaycochea
Sede Los Olivos

Enfermedades oculares en perros

Enfermedades oculares en perros

2022-01-14

Los ojos de los perros son órganos muy delicados. Expuestos al medio, pueden verse afectados por distintas enfermedades y patologías. Las más leves no producirán más que una irritación del globo ocular pero las de mayor gravedad pueden ser incluso causa de ceguera.

En cualquier caso, todas van a necesitar la asistencia del veterinario ya que es muy peligroso que administremos medicación ocular por nuestra cuenta.

Algunas de estas patologías pueden resultarte familiares, ya que afectan del mismo modo a humanos y mascotas, y de algunas de ellas se habla a menudo.

Conjuntivitis, cataratas, glaucomas y pérdidas visuales progresivas son algunas de las enfermedades oftalmológicas que pueden llegar a afectar a nuestra mascota y que, si no son atendidas de forma adecuada y precisa, pueden comprometer en gran medida su visión, llevando a nuestro amigo a una ceguera prematura, repentina o progresiva.

Síntomas de enfermedades oculares
Aunque son muy diversas las patologías que pueden afectar a uno o a los dos ojos de nuestro perro, los signos que estas producen suelen ser similares. Ante la detección de alguno de ellos debemos acudir al veterinario para que determine de qué enfermedad se trata exactamente. Estos son algunos de los síntomas habituales

• Dolor. Incluso puede manifestarse con gemidos.
• Lagrimeo.
• Secreción ocular.
• Enrojecimiento.
• Nube sobre el ojo
• Estrabismo, que es la pérdida de paralelismo de los ojos.
• Fotofobia o sensibilidad a la luz.
• Protrusión de la membrana nictitante o tercer párpado, cubriendo en mayor o menor medida el ojo.
• Consistencia dura o blanda del globo ocular.
• Irritación, inflamación de los párpados o pérdida de pelo a su alrededor.
• Ojos saltones o hundidos.
• En ocasiones, un problema ocular también reduce el apetito del perro y lo mantiene aletargado.

Entropión
En este problema los bordes de los párpados se pliegan sobre el ojo. Sobre todo, afecta al párpado inferior. Se trata de un defecto congénito. Por eso lo vemos con mayor frecuencia en razas como el Shar pei, el Chow Chow, el Gran danés, el San Bernardo o el Bulldog.


El roce continuo del párpado evertido con el globo ocular es causa de lagrimeo y de estrabismo. La córnea también puede llegar a dañarse. El tratamiento de elección es quirúrgico.

Tumores palpebrales
En los párpados el tumor más habitual es el adenoma en las glándulas de Meibomio. Lo observaremos como bultos con aspecto de coliflor. También pueden identificarse adenomas sebáceos, más habituales en perros mayores, o papilomas. Suelen extirparse para evitar que rocen la córnea y acaben dañándola.

Prolapso de la glándula lacrimal del tercer párpado
Visualmente es muy fácil identificar este problema, ya que se aprecia un bulto similar a una cereza en el borde interno del ojo. Este contacta con la superficie ocular y puede causar irritación y conjuntivitis recurrentes, que no acaban de remitir.

Es un defecto congénito y más común en razas como el Cocker spaniel, el Beagle o el Bulldog y en perros de talla pequeña. Se recurre a la cirugía para solucionarlo, recolocando la glándula en su lugar.

Conjuntivitis
La conjuntivitis es una inflamación de la conjuntiva. Es quizás el problema más común. Observaremos secreción ocular que puede ser serosa, mucosa o purulenta, ya que hay diferentes tipos de conjuntivitis. Puede estar causada por una irritación consecuencia de, por ejemplo, el aire frío, una alergia o bacterias.

Por eso, aunque muchos cuidadores tratan la conjuntivitis con manzanilla, lo cierto es que es imprescindible acudir al veterinario para que determine con exactitud la causa. El tratamiento suele incluir antibióticos, corticoides en algunos casos, además de mantener el ojo limpio.

Úlcera corneal
Se trata de una herida que va a afectar a la córnea con mayor o menor profundidad.

Normalmente se produce por un traumatismo, pero puede asociarse a distintas enfermedades. Es un problema que suele resultar muy doloroso. También hay lagrimeo, estrabismo, picor o fotofobia.

En ocasiones la úlcera es apreciable como una zona mate. Es muy importante acudir al veterinario porque, para evitar daños graves, el tratamiento debe ser precoz. Pueden recetarse fármacos durante un tiempo prolongado. Si no hay mejoría, se recurre a la cirugía, pudiendo escoger entre varias técnicas.

Queratitis
La identificaremos como una nube en el ojo. Se debe a una inflamación de la córnea. Aparece lagrimeo intenso, estrabismo, fotofobia y protrusión del tercer párpado. Hay distintos tipos, pero todos tienen en común que pueden ocasionar ceguera. Destaca la queratitis intersticial u ojo azul, que aparece en los casos de hepatitis infecciosa.

También el pannus, una queratitis pigmentaria que, sobre todo, afecta al Pastor Alemán. Algunos tipos de queratitis son progresivos e incurables, por lo que el tratamiento solo puede controlar la progresión. Otros tipos se tratan con corticoides administrados de por vida bajo estricta supervisión veterinaria.

Cataratas
La catarata supone la pérdida de transparencia del cristalino. La observaremos como una película grisácea. Hay cataratas congénitas o juveniles que afectan a razas como el Cocker spaniel, el Boston terrier, el West Highland white terrier, el Golden, el Husky, el Bobtail, el Caniche o el Schnauzer miniatura.

Otras son adquiridas y se deben a la vejez o a distintas enfermedades. Hay técnicas quirúrgicas para eliminar las cataratas, pero no todas ellas son operables. Las juveniles, en ocasiones, se reabsorben de manera espontánea.

Uveítis
Es la inflamación de dos zonas del ojo que se denominan iris y cuerpo ciliar. Su aparición se asocia con diversas enfermedades sistémicas o locales, aunque, en otros casos, no se llega a averiguar la causa.

Es una afección dolorosa, que produce lagrimeo, estrabismo, fotofobia, protrusión del tercer párpado, disminución del tamaño de la pupila, nube en el ojo y consistencia blanda. El veterinario tendrá que identificar la causa que lo ha desencadenado, ya que de ello depende el tratamiento.

Glaucoma
El glaucoma es una enfermedad peligrosa, ya que puede causar ceguera. Se produce cuando se genera más humor acuoso del que se elimina. Esto aumenta la presión intraocular, lo que puede provocar lesiones en el nervio óptico y en la retina.

Puede ser primario, afectando más a razas como el Beagle, el Cocker spaniel, el Samoyedo o el Basset hound. El secundario es una complicación de otras enfermedades. El glaucoma provoca dolor, lagrimeo, estrabismo, ojo duro, neblina y pupila aumentada. Se trata de una urgencia, pues la ceguera puede producirse en horas.

El tratamiento se centra en disminuir la presión intraocular lo antes posible. Si no funciona se recurre a la cirugía. Un glaucoma crónico aumenta el tamaño del globo ocular. Hay ceguera y se recomienda la extirpación, pues será propenso a lesiones y dolor.

PREVENCIÓN
La prevención de estas y otras patologías que afectan normalmente a nuestras mascotas depende sobre todo del nivel de higiene y dedicación que les damos.

Limpiarles los ojos con frecuencia, mantener corto el pelo que rodea sus ojos, alejar a nuestro perro de productos químicos y cosméticos, ofrecerle una alimentación equilibrada y llevarle con frecuencia a revisiones veterinarias son algunos de los consejos con los que podemos evitarles este tipo de malestares.

Existen muchas patologías oculares que podrían afectar a nuestra mascota, y la mejor manera de prevenirlas siempre será con la observación constante de su comportamiento.

Si eres padre o madre perruno primerizo, puedes pensar que suena como una locura, pero llega un punto en el que notas cuando tu perro no actúa de manera normal o que simplemente algo le incomoda.

Revisarlo de manera constante y observar cómo está en su estado más saludable hará posible que identifiques con facilidad cualquier alteración de ese estado de “normalidad”.

Cáncer en perros y gatos

Cáncer en perros y gatos

2021-12-23

Es una realidad que casi el 50 % de los fallecimientos que se producen en las mascotas de más de 10 años de edad se deben al cáncer.

Los humanos y las mascotas prácticamente tenemos los mismos tipos de cáncer y más o menos en las mismas proporciones, aunque lo que sí es distinto en muchas ocasiones son las causas que lo producen.

Un cáncer es una afección en la que se produce una rápida división celular. Las células se reproducen a un ritmo excesivo y pueden extenderse por metástasis a otras zonas del cuerpo, llegando a provocar incluso la muerte.

La mayoría de los cánceres son detectables mediante examen físico, por lo que una exploración física anual puede ayudar a prevenirlos de manera efectiva.

Pacientes Oncólogicos
La Esperanza de vida de los gatos y de los perros ha aumentado en los últimos 20 años, gracias al avance de la medicina veterinaria, a los protocolos preventivos, y a la predisposición de los propietarios a cuidar a sus mascotas.

Como los perros y los gatos cada vez viven más, veterinarios y propietarios se afanan en que sus mascotas sean felices el mayor número de años posible con calidad de vida.

Ha habido un cambio en el paradigma del tratamiento de los pacientes oncológicos. Los avances en oncología humana permiten tratar a pacientes oncológicos veterinarios con protocolos que antes se desconocían.

Además, las farmacéuticas veterinarias han puesto el foco en tratamientos específicos para pequeños animales y ya tenemos a nuestra disposición tratamientos veterinarios para perros y gatos con cáncer. Todo un avance.

La aparición de especialistas en oncología veterinaria, ha dado pie a tratamientos personalizados de última generación, que están permitiendo prolongar la vida a muchos pacientes.

Síntomas
La observación por parte de los propietarios, de cambios más o menos notables en el cuerpo de sus animales o en su estado general es vital para el reconocimiento precoz de los primeros síntomas de cáncer.
Síntomas visibles: aquellos que llaman la atención a simple vista al propietario y son evidentes, y que deben ser considerados como una potencial neoplasia o tumor

• cualquier cambio en la forma o hinchazón
• protuberancia o bulto
• heridas que no terminan de cicatrizar
• vómitos y/o diarreas
• dificultad respiratoria
• dificultad para tragar

Síntomas no visibles: no son evidenciables al 100%, pero la persona que conoce a su mascota le deben llamar la atención.

• apatía
• cambios en la cantidad de comida que ingiere
• cambios en la cantidad de agua que bebe
• pérdida de peso
• palidez de mucosas
• mal aspecto del pelaje
• en general tristeza y pérdida de interés

TIPOS DE CÁNCER
La clasificación la podemos hacer de muchas formas: según la edad, la raza, el órgano afectado, etc.

La edad:
Las mascotas mayores padecen en general con mayor frecuencia cáncer, y como ya hemos indicado, lamentablemente es una de las causas más frecuentes de mortalidad a partir de 10 años.

Pero las mascotas jóvenes o de edad media, también pueden sufrir algún tipo de tumor que no se rige tanto por la edad.

Así los perros y gatos jóvenes pueden padecer osteosarcoma, mastocitoma e histiocitoma entre otros, así como linfoma, uno de los tumores o neoplasias más frecuentes entre nuestros peludos que, aunque es más probable su aparición en pacientes entre 6 y 10 años, con frecuencia lo diagnosticamos en animales más jóvenes.

La raza:
De todos es sabido que algunas razas como el bóxer y el Golden Retriever son más propensas a padecer algunas de estas patologías.

No hay que olvidar que los mestizos de las razas con mayor predisposición también pueden padecer dichas enfermedades con mayor frecuencia.

Sin entrar en detalles técnicos, en general las razas grandes como las indicadas anteriormente, así como los pastores alemanes y rottweilers pueden está predispuestas a algún tipo de tumor óseo como osteosarcomas apendiculares.

En el caso de los gatos, es curioso que uno de los tumores más frecuentes, el Linfoma, guarda una estrecha relación con pacientes infectados por el virus de leucemia o inmunodeficiencia, siendo los gatos “comunes” uno de los más afectados, debido a que se rescatan de la calle o se adoptan de albergues con esta infección que predispone al tumor.

Según el lugar de aparición
Cualquier célula del organismo del perro o del gato, tiene la capacidad de tumorarse, pudiendo aparecer neoplasias en la mayoría de los órganos y sistemas.

Algunos tumores son muy visibles como:

• Los tumores de piel (carcinomas cutáneos, mastocitomas, etc).
• Los tumores oculares en los párpados.
• Los tumores en huesos que producen un cambio en la forma, como los osteosarcomas y condrosarcomas.
• Los tumores en la boca (melanomas, fibrosarcomas, etc).
• Los tumores mamarios son una de las causas más frecuentes de presentación de neoplasia en perros y gatos. Los propietarios suelen darse cuenta de la aparición de una nódulo o bulto en una mama de su mascota, mientras la acaricia. También es frecuente que sea el veterinario quién identifique el problema durante una exploración rutinaria en consulta.

Diagnóstico
Las pruebas que realiza el oncólogo veterinario para llegar a un diagnóstico concluyente, son las mismas que hacen los oncólogos en humanos.

Lamentablemente, pruebas sencillas como analítica de sangre y orina, no suelen ser suficientes para diagnosticar el cáncer.

Algunos tumores producen cambios específicos en los valores de la hematología o de la bioquímica, como puede ser en pacientes con leucemia, pero otros muchos pacientes mantienen analíticas perfectas aun padeciendo enfermedades tumorales muy graves.

El diagnóstico por Imagen es necesario en muchas ocasiones, para que el veterinario oncólogo pueda diagnosticar el Cáncer en el perro y en el gato.

Radiografías de tórax, abdomen o huesos nos ayudan a identificar algún tipo de tumor y sus metástasis.

Igualmente, la ecografía es de gran valor para todo tipo de tumores de los órganos abdominales, como riñones, glándulas adrenales, estómago e intestino, páncreas, etc.

Pruebas avanzadas de imagen, como la resonancia magnética y el TAC son de utilidad para el diagnóstico de tumores primarios y metástasis, así como ayudar al veterinario a establecer claramente su tamaño y forma, determinando que órganos están afectados.

La biopsia consiste en obtener, igual que pasa en personas, uno o varios fragmentos representativos de la masa o de la neoplasia en cuestión. Se utiliza cuando la citología no es concluyente o como confirmación de esta.

Estas biopsias se pueden obtener de forma quirúrgica tradicional o usando elementos como los punchs, pequeños punzones que toman una muestra circular produciendo muy poco daño.
Para tomar una biopsia si es necesaria en la gran mayoría de las veces, una anestesia general.

Tratamiento
Existen diferentes alternativas para el tratamiento de los pacientes oncológicos, ya sea de forma única o en combinación.

Con excepciones, el tratamiento quirúrgico, es la forma elegida para muchos de los tumores de los perros y los gatos. Una correcta cirugía con márgenes de seguridad suficientes, es curativa para muchos pacientes.

Las cirugías oncológicas deben hacerse considerando quitar todo el tumor con tejido sano de alrededor. El control analgésico es necesario en este tipo de animales durante los primeros días.

La quimioterapia en una opción de tratamiento en el Cáncer en el perro y en el gato. Como sucede en humana, consiste a grandes rasgos, en atacar el cáncer con sustancias que matan o no permiten que se reproduzcan las células tumorales.

Existen muchos tipos de quimioterapia. Algunas necesitan que los pacientes acudan al veterinario durante diferentes sesiones, y otras se pueden administrar en casa.

Es frecuente encontrar cierto rechazo que los propietarios de perros y gatos a administrar quimioterapia a sus animales.

Los efectos secundarios de estas medicaciones están presentes en los tratamientos, pero en general en menor medida de lo que sucede en humana.

Las dosis y la duración de los protocolos en personas son mucho más elevadas que las que se usan en perros y gatos lo cual produce un mayor daño en su organismo.

Los efectos adversos más frecuentes en nuestras mascotas después de la administración de quimioterapia, son procesos digestivos, anemia o disminución de glóbulos rojos y leucopenias o disminución de los glóbulos blancos entre otros.

La Radioterapia es otro posible tratamiento para algunos de estos tumores. La aplicación de radiación localizada sobre una masa, por ejemplo, reduce el tamaño de la misma, siendo curativa en ocasiones.


La decisión final es de la familia, siempre asesorados por el veterinario oncólogo, que debe detallar el tipo de tratamiento recomendado, duración, efectos secundarios y súper vivencia a medio o largo plazo.

Las visitas preventivas al veterinario salvan vidas pues en el diagnóstico precoz es un punto clave en el caso del cáncer.

Esperamos que ahora tengas un poco más claro cómo actuar ante un animal con cáncer y entiendas que un porcentaje de ellos se curan y hacen una vida totalmente normal.

Como elegir la mascota ideal para la familia

Como elegir la mascota ideal para la familia

2021-12-21

Estoy pensando en llevar una mascota a casa…¿Cómo elegir la mascota ideal para mi familia? El primer gran paso cuando uno quiere llevar a una nueva mascota a la casa, es determinar el tipo de mascota. Puede ser un perro, un gato, un roedor o un pez. La elección va a depender de la dinámica de la familia, de tal manera que ésta no cause stress por su cuidado, sino por el contrario, que sea una excusa para dejar el stress a un lado y sea un integrante importante de la familia.


Si elegimos un perro, debemos tener claro que ellos dependen mucho de sus humanos. Como animales sociales descendientes de los lobos, que vivían en comunidad y con una clara jerarquía, los perros son animales de rutinas y de actividades de grupo. Necesitan atención de cerca los primeros meses de vida para poder educarse y socializarse. Los perros son muy cercanos a su familia humana y buscan integrarse a ella como a su manada, a través del juego y del afecto. Necesitan alimentarse entre 4 y 2 veces al día, dependiendo de la edad y si fuera por algunos, se comerían toda la ración del día en un solo momento. Esto obliga a tener a una persona que lo cuide de cerca por lo menos hasta aproximadamente el 2do año de edad, que se hacen un poco más independientes. En algunos casos, puede se antes.

Si tu interés siguen siendo los perros, ahí no termina el ejercicio mental. Hay que considerar también la variable "raza". Existen diferentes razas y sus cruces y cada una con una personalidad muy definida que nos obliga a filtrar aún más las opciones. Te recomiendo investigar las características que tiene cada una, antes de elegir y no solo guiarte por el físico y lo adorables que se ven de cachorros. Un ejemplo son los terriers, que son unos perritos adorables, pero de un carácter muy activo y decidido. "Terrier" (en francés) deriva del latín "terra", que significa "tierra" por lo que eran empleados principalmente, para cazar bajo tierra a animales de madriguera. Ejemplos de esta raza son los Schnauzer, Fox terrier, Jack Russell terrier entre otros, que tienen mucha energía contenida y por ello necesitan, espacio abierto donde liberarla. Este tipo de perro no sería una opción para departamentos o para personas que no tienen tiempo para sacarlos a pasear o a correr. En este mismo grupo de Terriers, tambien se encuentra el Yorkshire terrier (comúnmente llamado "Yorki) que por su tamaño pequeño son mascotas de compañía, pero justamente por ser tan pequeños, no se recomienda en familias donde hay niños muy pequeños, ya que son muy delicados.

Estos solo son unos ejemplos de lo importante que es investigar no solo sobre la especie elegida, sino también sobre la raza antes de decidirse por una. Existe un alto índice de abandono de mascotas en el 1er año de adopción, principalmente porque no fue posible adaptarlas al estilo de vida de la familia, cuando la familia debió evaluar la afinidad antes de integrarlo en ella.

Siempre existe también la posibilidad de adoptar una raza única, donde se puede tentar a identificar su origen genético aunque siempre es una aventura descubrir su personalidad y característica física; generalmente esto trae muchas satisfacciones, ya que son animalitos muy cariños, fieles y agradecidos. Anímate por uno.


Los gatos, a diferencia de los perros, son animales mas independientes desde el día uno. Nacen con el chip de hacer sus necesidades en una caja de arena y de mantener su cuerpo limpio y acicalado. No necesitas enseñarle eso, ya viene programado. Un gato, es ideal para personas solteras, que no tienen apoyo en casa y no tienen mucho tiempo para dedicarle a la mascota. Después de tener a Wendy, me di cuenta que ella me adoptó a mi y no al revés. El gato decide en qué momento quiere recibir mimos y en qué momento no. Al gato puedes darle su ración del día y solo va a comer lo que corresponda, es super práctico tener un gato si quieres tener compañía, pero no puedes dedicarle mucho tiempo. La mayor tarea con un gato, es limpiar su caja de arena diariamente y desinfectarla por lo menos 1 vez por semana, además de los cuidados veterinarios que también necesita el perro. Si te animas por el gato, te recomiendo adoptar. Hay muchos gatitos que no tienen hogar y serían una gran compañía para tí. Son muy tiernos y agradecidos. Es divertido verlos jugar.

En caso que tu personalidad y/o rutina de vida no calce con los cuidados que necesitan el perro o el gato, siempre existe la alternativa de un hamster, un pez o una planta. Es cuestión de investigar sus necesidades y los requerimientos de tiempo que exigen, para que sean tu compañía en casa. Recuerda que cualquier ser vivo que elijas, es una responsabilidad y amerita cuidados y atenciones a los cuales tienes que comprometerte. Mucha suerte!.


Dra. MBA. Dplm. Fiorella Cochella- Etología Clínica

Tips de educación del cachorro, para los nuevos propietarios

Tips de educación del cachorro, para los nuevos propietarios

2021-12-21

Antes de llevar a una mascota a casa, es importante evaluar cuál de ellas se adaptará mejor a la dinámica familiar; de tal manera que no cause stress sino que por el contrario, sea una excusa para disfrutar en familia.

Si elegimos a un perro, debemos tener claro que ellos dependen mucho de sus humanos. Al ser descendientes de los lobos, los perros son animales sociales que viven en comunidad, bajo jerarquías y dependiendo de su genética, tendrán diferentes necesidades en los primeros años de vida.

El primer gran paso en la educación de tu cachorro incluye, socializarlo adecuadamente y definir límites con disciplina positiva (premiarlo cuando lo haga bien, en vez de castigarlo cuando lo haga mal). Hacer esto en los primeros 4 meses de vida, es vital para asegurar que, en el futuro, tenga un temperamento equilibrado. Lamentablemente tendemos a “humanizar” al cachorro y a considerarlo como a un bebé y lejos de estrechar los lazos con la familia, generaremos potenciales problemas de identidad cuando sea adulto, ya que nuestro perro podrá “sentirse” como humano, desconociendo a los de su misma especie o exigir atención, como si fuera “el jefe de la manada”.

Aunque suene duro, el perro es un perro y debe sentirse como parte de la familia, pero ocupando la menor jerarquía dentro de ella. Esto se logra definiendo las reglas de convivencia desde el 1er día de su llegada, como: identificar el área donde dormirá y donde hará sus necesidades, definir sus rutinas y que toda familia participe para cumplirlas (Hora de dormir, de comer, de juego, de paseos, etc). Recuerda que el perro es un animal de hábitos y la constancia, así como la coherencia en los mensajes, son claves para su aprendizaje.



Dr. Fiorella Cochella Vinces

Alimentos que no deben consumir nuestras mascotas

Alimentos que no deben consumir nuestras mascotas

2021-12-21

En la actualidad, nuestras mascotas comparten más tiempo con nosotros y forman parte de nuestras actividades diarias, pero muchas veces consumen alimentos que son prohibidos en su dieta; perjudicando su salud y que muchas veces terminan por una asistencia médica veterinaria.

Dentro de los alimentos que no debemos ofrecer a nuestras mascotas podemos mencionar algunos de estos: chocolates, leche, ajo, uvas, palta, huesos, frutos secos, café, alcohol, helados, entre otros. Muchos de estos alimentos no son metabolizados de la manera más óptima por su organismo trayendo consigo síntomas como son vómitos, diarreas, inapetencia, convulsiones, arritmias, salivación excesiva, insuficiencia renal y hasta la muerte por intoxicación.

Uno de los principales motivos de consulta es la intoxicación por chocolates; donde la sustancia que presenta el cacao puede causar el envenenamiento, ya que la teobromina es una sustancia que altera el sistema nervioso de los perros.


Finalmente, debemos tener en cuenta que la alimentación de nuestros engreídos debe ser supervisada por un profesional veterinario, para poder así evitar algún tipo de malestar o provocar enfermedades irreparables.

MV. MSc. Enrique Ferreyra Poicón
CMVP: 7029

Hidrómetra

Hidrómetra

2021-12-21

La hidrómetra es una enfermedad que involucra líquido dentro del útero, este contenido por lo general es transparente y aséptico. Algunos investigadores señalan que esta patología tiene una incidencia de 20% en perras, y puede ocurrir posterior al celo. La progesterona sobre-estimula la actividad de las glándulas secretoras del endometrio, este genera un engrosamiento y la contractilidad del musculo liso disminuye, causando el cierre funcional de la cérvix y de la inhibición del drenaje de los exudados uterinos, por lo que se acumula el líquido y genera la hidrómetra. También puede ser secundario a hiperplasia quística del endometrio.

Un paciente con esta patología a simple vista puede pasar desapercibida, ya que no siempre presentan síntomas como fiebre, decaimiento y están con su ritmo de vida cotidiano normal, pero con una evaluación clínica, complementada con exámenes de laboratorio y una ecografía abdominal se puede diagnosticar.

El tratamiento por lo general es quirúrgico y lo recomendable es la esterilización.

Entre los diagnósticos diferenciales al examen físico está la mucometra, hemometra y piometra (Martí, 2011).

M.V. Rubén Gonzáles

Mi Primer Perro ¿y Ahora Qué Hago?

Mi Primer Perro ¿y Ahora Qué Hago?

2021-12-21

Esta pregunta se la hacen muchas personas al adoptar otro miembro de la familia, no es algo fácil introducir un perro a nuestro hogar. Una mascota es una responsabilidad, que tiene necesidades y lo más probable que este no será como el que deseamos o vemos en la televisión: todo obediente, educado, protector del hogar, limpio, bueno con los niños y otras animales, sociable, compañero fiel, que no rompe nada.

Todas estas cualidades las podremos lograr, pero va a depender de nosotros hacerlo. El cachorro no viene ya con estas características (no aconsejo comprar perros, adopta uno). Los perros rescatados son los mejores, pero pueden dar más trabajo ya que vivieron experiencias traumáticas en su corta vida. Nosotros seremos el que vamos a formar al perro, y no el perro a nosotros. Por eso aconsejo a todos los que van a adquirir su primer perro, estudien un poco la responsabilidad que implica tener uno, además deben aprender un poco de comportamiento canino para entender algunas de sus conductas.

El perro es un animal social, vive en manada (cuando llegan a casa, nuestra familia será su manada) y como en toda sociedad, debe haber un orden jerárquico para que todo funcione bien. El perro necesita un líder siempre; alguien que le diga que es lo bueno, que es lo malo, que comportamientos están bien y los que están mal. Si no hay líder, el perro asumirá el más alto grado de jerarquía y este se convertirá en el líder, amo y dueño de nuestro hogar y familia.

Desde cachorro, la manada le enseña reglas y normativas tales como saber que “dónde se duerme, no se hacen las necesidades”, que “la comida del otro no se respeta”, que el líder de la manada se puede ir de paseo y que puede volver o no. En el caso de la no vuelta del líder, en la manada que quedó, se producirá un nuevo orden jerárquico. Por eso, ni al primer perro, ni a los siguientes que tengamos, podemos colmarlo de cariño, mimos, dejarle hacer lo que quiera, ni tratarlo como humanos. De grande este cachorro hará lo mismo, morderá nuestras manos con más fuerza y pesará más del triple que hoy es. Al perro se le da cariño cuando conseguimos que haga algo que le pedimos o cuando está tranquilo y relajado.

El cachorro debe exponerse a la mayor cantidad de experiencias posibles, otros perros (esto es muy importante), gente, niños, autos, ruidos, etc. Todo esto sin hacerle daño psicológicamente ni físico por supuesto. El líder come tranquilo y sin la molestia de los inferiores jerárquicos (ellos esperan su turno). No debemos dejar que cuando nosotros comemos, este molestando, pidiendo, llorando para conseguir algo. Debe permanecer a la distancia que queramos pero tranquilo y esperando su turno. El perro de la familia o come mucho antes que nosotros o lo hace después. Toda caricia, comida o solo hablarle y mirarlo en momentos que el perro esta excitado, molestando o pidiendo, estamos reforzando esta conducta.

Es muy importante recordar que todo premio que le damos al perro en la situación en que esté, estamos reforzando esa conducta para siempre. Las buenas conductas se refuerzan y las malas también sin darnos cuenta. Un ejemplo: estamos comiendo, el cachorro se acerca nos pide un pedacito, se lo damos y eso es el refuerzo a su pedido. O cuando el perro se asusta por fuegos artificiales, en épocas festivas y nosotros lo cargamos o lo mimamos, allí estamos reforzando sus temores o conducta errónea. Dejarlo dormir con nosotros, puede ser un problema porque de adulto él creerá que esa cama es de él, y la reclamará cuando estemos en ella. Ese reclamo puede ser una mordida, esto ocurrirá solo si nuestro perro es el líder.

Cuando salimos del hogar, debemos irnos sin despedirnos del perro, y cuando llegamos se debe ignorar al perro hasta que esté tranquilo. Todo esto lo tienen que hacer todos los integrantes de la familia. No solo el padre para poner un ejemplo, ya que el perro lo respetará como líder pero a los demás integrantes no. Además el perro necesitará mucho pero mucho ejercicio (todos los integrantes deben pasear con él), no es para dejarlo encerrado todo el tiempo, confinado en el patio, no es un peluche y debemos darle la atención que se merece.

El perro es un animal social y necesita interactuar con toda el ente familiar. También necesitará atención veterinaria, baños y por supuesto alimentación. Si siguen estos sencillos pasos lograrán un perro tranquilo, equilibrado y seguramente estarán orgullosos de él de por vida.

M.V. Rubén Gonzáles